Turismo Náutico en Galicia, y la experiencia de La Rochelle

La Marina del Real Club Náutico de La Coruña.

La Marina del Real Club Náutico de La Coruña.

La Organización Mundial del Turismo nos dice que el Turismo es “un fenómeno social, cultural y económico relacionado con el movimiento de personas a lugares que se encuentran fuera de su lugar de residencia”. Definición que no especifica los medios que las personas emplean para trasladarse desde su residencia a los lugares de visita, por lo que, en el caso que nos preocupa y ocupa, el Turismo Náutico, deberíamos añadir y lo hace en embarcaciones de todo tipo y tamaño, de su propiedad o alquiladas, que, además del transporte, ofrecen alojamiento a sus ocupantes”.

A quienes utilizan este medio de “hacer turismo”, Galicia ofrece un número determinado de puntos de amarre, de propiedad privada, de titularidad autonómica o de titularidad estatal, las dos últimas cedidas para su explotación particular mediante contrato y pago. Si el número de puntos de amarre es suficiente, insuficiente o excesivo, no es el objeto de este artículo, y tampoco es éste el lugar o el momento para estudiar la calidad de los mismos. Lo que tenemos es lo que hay, y de lo que se trata es de que, muchos, pocos o demasiados, estén ocupados en el mayor número posible por barcos en escala turística, además de los que, en propiedad o en régimen de alquiler, utilizan los barcos “residentes”.

La Marina Juan Carlos I de Sanxenxo.

La Marina Juan Carlos I de Sanxenxo.

No es frecuente, tanto en España como en Galicia, que estos últimos salgan de las costas propias y naveguen por el extranjero durante uno, dos, tres o más meses, en contraposición a lo que ocurre en Francia, Alemania o Gran Bretaña. Los barcos que proceden de estos países, y los holandeses, belgas, noruegos, etc., son visitantes habituales de nuestros puertos, y hay que conseguir que su número, así como el grado de satisfacción de sus tripulantes vaya en aumento de forma constante y sostenida.

Portos de Galicia promociona en el extranjero los puertos deportivos de su competencia, y lo hace mediante un lema: “Galicia, porto único”, invirtiendo personal, dinero, y esfuerzo constante en darlos a conocer en los Salones Náuticos extranjeros en los que abre pabellón propio, lo que todos valoramos y agradecemos. Lo malo es que, a rebufo de esa promoción, cada puerto, cada Club, en fin, cada implicado en el negocio, parece que va por libre y hace lo que puede para que su sardina se encuentre mejor situada que otras en la parrilla, lo que no me parece  ni bien ni mal, aunque, en mi opinión, no es muy congruente, ya que el “porto único” se transforma en muchos, o algunos, puertos-taifa independientes.

Creo que una buena forma de complementar el buen trabajo de Portos de Galicia sería una colaboración unificada y directa con los grandes puertos-base de los yates extranjeros que nos visitan, y para ello me referiré a uno que conozco bien, lo mismo que a sus Administradores: La asociación “Ports de plaisance de La Rochelle”, que gestiona más de CINCO MIL amarres en dicha ciudad francesa. Su Presidente me informó, durante mi última visita, de lo siguiente: “Cuando uno de sus residentes se ausenta para viajar al extranjero, se le ofrece la posibilidad de alquilar su plaza a otro barco hasta su regreso, de cuyo pago queda liberado durante su ausencia (tienen una lista de espera de casi dos años); como contrapartida, se pide a quien se ausenta que cuando vuelva a La Rochelle presente las facturas que ha pagado en los puertos visitados, recuperando así lo pagado”. Me aseguró que el trato es muy satisfactorio para ambas partes, y yo le creo.

Marina Sada en la provincia de La Coruña.

Marina Sada en la provincia de La Coruña.

Es queja habitual entre nosotros el número de plazas sin ocupar que hay durante largos periodos. Hay puertos deportivos que han “levantado” pantalanes para ahorrar en el pago correspondiente al espejo de agua, por lo que, si de forma conjunta, pudiéramos presentar a La Rochelle una oferta, con validez anual, de precios ajustados que permitan ocupar más plazas durante más tiempo, el resultado económico sería mejor, porque la rebaja en el precio se vería compensada con el aumento de estancias. Si cobro 30 por día (es un ejemplo) durante cinco días y después tengo la plaza vacía durante un mes, será mucho mejor cobrar 20 y tener esa plaza ocupada todo el mes por el mismo o por varios barcos. Pura aritmética que el responsable de los resultados económicos del puerto que gestiona su Club parece no haber entendido, ya que el posible acuerdo con La Rochelle le pareció muy complicado y carente de interés. Y así le va…

Expongo esta idea como punto de partida para que un día, que quisiera ver próximo, podamos aunar criterios y establecer este tipo de convenio con La Rochelle, o con Plymouth, Hamburgo, Amberes… Yo lo veo factible y conveniente, y para ello ofrezco desde esta página mi entusiasta colaboración a todos cuantos coincidan con mi apreciación.

Texto: Antón Pellejero Fernández-Roel 
Fotos: Turismo de Galicia


Compártelo:

Quizás también te interese...

Port Ginesta anuncia una inversión de 12M€ en un plan de 12 años

Port Ginesta es actualmente el puerto deportivo más grande del país. Cuenta con más de 1.400 amarres y 120 locales comerciales e industriale...

Campaña institucional de Marinas de Andalucía de promoción de sus puertos y destin...

La Asociación ha realizado un vídeo promocional de sus marinas, está difundiendo contenido en sus perfiles de redes sociales y está llevando...

Puerto de Fonsalia en Tenerife Oeste… el proyecto de la discordia

El apoyo de los socialistas canarios, con Casimiro Curbelo a la cabeza, al proyecto de Fonsalia, es total Según informa el prestigioso rotat...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?