Manuel Rodríguez vuelve a controlar la totalidad del accionariado de Rodman

Manuel Rodríguez vuelve a controlar oficialmente el 100% del Grupo Rodman

Manuel Rodríguez vuelve a controlar oficialmente el 100% del Grupo Rodman

En los primeros días de setiembre, la patronal ASIME (Asociación de Industriales Metalurgicos de Galicia) se hacía eco de la información aparecida en Faro de Vigo, de que China Sonagol Internacional, la multinacional con sede en Singapur salía del grupo vigués Rodman tras más de dos años en el accionariado. En esta operación que se firmaba el pasado 31 de agosto, el fundador de Rodman Manuel Rodríguez recuperaba el paquete mayoritario del 60 por ciento en manos del grupo asiático… sin embargo esta gran noticia para el naval español no se ha concretado documentalmente hasta este viernes, cuando esta venta de acciones ha sido registrada oficialmente en el Registro Mercantil de Pontevedra. De este modo Manuel Rodríguez a través de la sociedad patrimonial Abada, se ha convertido nuevamente en el único propietario de los astilleros del Grupo Rodman. Las cifras de la operación no han sido desveladas, pero se habla de una cifra en el entorno de los 80 millones de euros.

China Sonangol había adquirido en 2015 y en diferentes etapas el 60% de MetalShips y de la planta de Valença de Rodman (Lusitania) y la plataforma logística en desarrollo Quinta Suevia (de 500.000 metros cuadrados), también en este municipio portugués. En julio del año pasado, Rodman recompró ya los activos en suelo luso para reforzar el negocio de la filial Rodman Polyships (en la que nunca tomó participación China Sonangol), y esta semana hizo lo mismo con MetalShips, filial de acero de Rodman.Desde el sector, la operación ha sido vista como positiva ya que el grupo vuelve a estar en manos gallegas con una dilatada experiencia en la construcción naval, lo que repercutirá en una mayor tranquilidad tanto para posibles armadores como los bancos acreedores. MetalShips & Docks tiene en la actualidad en cartera un arrastrero de 79 metros de eslora y más de 50 millones de euros para una importante armadora groenlandesa, del que ya se construyó la mitad del casco del buque, y que garantiza una carga de trabajo para unos dos años. En poliéster (Polyships), la factoría de Meira (Moaña) trabaja en la actualidad en varios pedidos, entre catamaranes y patrulleras de alta velocidad de diferentes esloras y armadores como el Sultanato de Omán, como adelantó este diario.


Compártelo:

Quizás también te interese...

El Náutico de La Coruña instala un sistema de recogida de plásticos

El imagin Seabin es el primer contenedor marino flotante que se instala en Galicia y recolectará una media de 1 a 1,4 toneladas de desechos ...

El Nàutic Cambrils colabora con la Capitanía Marítima en un simulacro

La prueba se ha realizado hoy en la salida de la bocana del puerto de Cambrils y ha implicado a hasta dieciséis organismos y entidades parti...

La situación internacional lastra al mercado náutico en el primer trimestre

La compleja situación internacional que está provocando una grave incertidumbre en los mercados está afectando a sectores industriales entre...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?