Douro o el placer de la navegación fluvial sostenible en Portugal.

Desde tiempos inmemoriales el Río Duero constituye un medio importante de comunicación y transporte de productos de la región, habiendo sido hasta finales del siglo pasado su única vía de acceso. Se ha constatado la utilización de este río y el profundo conocimiento de su curso en documentos que datan de la ocupación romana. La historia del Duero refleja la evolución de las embarcaciones y los transportes en este río: como la concesión de barca de paso, las canoas de transporte hechas de alcornoque (una centena, con su reglamento en el Ayuntamiento de Lamego, del siglo XVI). Hasta 1887, momento en que se finalizó la línea de ferrocarril, la vía fluvial era la única utilizada. En el siglo pasado – según un escritor de la época -“ni calles ni carreteras, ni caminos para trotar a caballo, permitían seguir sin interrupciones esas riberas acantiladas”.

Los rabelos en particular y otros barcos que utilizaban la vía fluvial del Douro en general, fueron el único vehículo de transporte, hasta la aparición del ferrocarril en la última parte del Siglo XIX.

La navegación fluvial era peligrosa y estaba llena de dificultades de tal modo que el Duero era conocido como “el río del mal navegar”. El fuerte declive del río, las curvas estrechas, las rocas salientes, los caudales violentos, las múltiples irregularidades, los rápidos y los numerosos “saltos” o “puntos” convertían la navegación en una aventura trágica. El barco Rabelo se concibió con características adecuadas a este río y especialmente para el transporte de barriles de vino, existiendo referencias de su existencia en documentos del siglo X. Los barcos Rabelos, además de vino, transportaban mercancías en general y pasajeros. Se dirigían con un gran remo a popa, la espadilla, y para su propulsión utilizaban remos en la bajada y una vela grande en la subida. En caso de faltar el viento, el barco se propulsaba “con sirga”, es decir, a pulso, mediante cuerdas a partir de orillas, o sino con juntas de bueyes. Millares de Rabelos subían y bajaban este río (más de 3000 algunos años) con mucho sufrimiento, valor y tenacidad de los hombres de estas tierras. Los barriles no se llenaban completamente para que pudiesen flotar, los accidentes eran frecuentes.

La navegación en la zona del Douro entre Porto y Gaia, es espectacular.

Tras el desarrollo de las comunicaciones ferroviarias y por carretera, el tráfico en la vía entré en declive y en 1961 sólo circulaban habitualmente en el río 6 Rabelos. Entre 1961 y 1986, se llevó a cabo el aprovechamiento hidroeléctrico del Duero Nacional. A través de la construcción de embalses se crearon grandes presas de aguas tranquilas que proporcionaron muchas posibilidades de modernización a la vía navegable. Si excluimos los períodos crecida, podemos decir que el río fue totalmente dominado y desaparecieron las dificultades de navegación. En cada uno de los embalses se incluyó una esclusa, con dimensiones que permiten su paso a embarcaciones de grandes dimensiones (83 m de longitud, 11,40 m de boca, 3,8 m de calado y una capacidad de transporte de hasta 2500 toneladas). La Aprovechamiento de la Presa de Carrapatelo, la primera obra hidroeléctrica construida, en 1971, fue dotada de una de las mayores esclusas del mundo, superando un desnivel de 35 m. Fue la primera obra nacional en este ámbito y representa, también por su grandiosidad, otro hito en la historia de la navegación por el Duero. Más tarde se construirán los Aprovechamientos de Régua (1973), Valeira (1976), Pocinho (1983) y Crestuma (1986).

La belleza en el Douro lusitano cuando atraviesa los viñedos del afamado Vinho do Porto, es inmensa.

Se realizaron trabajos para aumentar la profundidad y el ancho del canal de navegación para favorecer los aprovechamientos hidroeléctricos y se construyeron algunos muelles fluviales. El puerto comercial de Sardoura, con un muro muelle de 80 metros de longitud y 1,6 ha de terraplén, y el puerto comercial de Lamego, con un muro muelle de 160 metros de longitud y 6,5 ha de terraplén, se terminaron en 1988 y 1989, respectivamente. El 10 de octubre de 1986, llegó a Régua la primera embarcación turística, el “RIBADUERO”. El 19 de octubre de 1990, se inauguró la vía navegable, en toda su extensión, mediante una embarcación turística que llegó a Barca d’Alva, el “TRANSDUERO”. El 15 de febrero de 1992, el buque comercial “SEA ELBE” inauguró el puerto de Sardoura y, el 7 de abril de 1994, un buque fluvio-marítimo, el “MARAIKA”, atracó por primera vez en el puerto comercial de Lamego. El 20 de abril de 2003, el buque fluvio-marítimo “HANSA-LYON” inauguró el puerto de Várzea del Duero.

Podemos afirmar que, para la gran mayoría de las embarcaciones de turismo y recreo, el Duerno es navegable en toda la extensión de la vía (210 km entre Oporto y Barca d’Alva). El número de turistas fluviales ha aumentado considerablemente en los últimos años. Con respecto al tráfico de mercancías, a pesar de la dificultad importante que supone la inseguridad de la situación de la bocana, los buques comerciales fluvio-marítimos ahora ya llegan al puerto Lamego. El número de estos buques que subieron el Duero también ha aumentado. Aunque se basa principalmente en el transporte de granito, la navegación comercial genera plusvalías significativas para la región al hacer económicamente viable la explotación de canteras y crear puestos de trabajo en zonas deprimidas. El Duero se considera cada vez más una vía navegable comercial con características internacionales y modernas. Actualmente operan en el Duero 52 embarcaciones que ofrecen una gran variedad de ofertas turísticas que abarcan desde el paseo sencillo de corta duración (paseo por los 6 puentes Oporto y Gaia o del Patrimonio Mundial) hasta el crucero semanal Oporto – Barca d’Alva en barco-hotel de lujo. Se ha verificado una tendencia creciente en el número de turistas fluviales. A lo largo del río, los Municipios y el IPTM – Delegación del Duero han llevado a cabo la mejoría y construcción de muelles turístico-fluviales dotados de infraestructuras adecuadas a un turismo de alta calidad. En casi todos los municipios se han concluido o están ejecutando obras con la finalidad de, por un lado, acoger a los turistas fluviales y, por otro, atraer a las poblaciones de la ribera del río.

Paralelamente a la navegación turística y comercial la navegación deportiva también ha experimentado un aumento significativo. Gracias al apoyo del IPTM- Delegación del Duero, se han llevado a cabo varias iniciativas en el campo de los deportes fluviales, sobre todo el remo, la vela, el piragüismo y también la moto náutica. En relación a la navegación de recreo, se verificó un aumento sustancial del número de pasajeros, de embarcaciones que utilizaron las esclusas, lo cual se justifica por el mayor interés que suscita el turismo fluvial y por la entrada en servicio de los nuevos muelles dotados de servicios y equipamientos de apoyo.

La vía navegable del Duero está abierta, en toda su extensión, a embarcaciones de recreo de todo tipo, excepto veleros con más de 7.20 m de mástil. El canal de navegación está balizado con boyas de señalización, con los colores reglamentarios y a lo largo de la vía existen unos 50 muelles fluviales que permiten acoger este tipo de embarcaciones.

El paso de las esclusas de navegación está sujeto a cita previa en el IPTM, en la siguiente dirección: IPTM – Instituto Portuário e dos Transportes Marítimos Delegação do Douro Av. Sacadura Cabral – Godim 5050-071 Peso da Régua. Toda la información necesaria para navegar en el Río Douro puede obtenerla en este enlace:

http://www.douro.iptm.pt/ES/via_navegavel/index.aspx
Teléfono: [351] 254 320 022 Fax: [351] 254 320 023
E-mail: eclusagens.douro@imarpor.pt ou geral.douro@imarpor.pt


Compártelo:

Quizás también te interese...

La Ruta Xacobea do Cabaleiro das Cunchas, presentada oficialmente en Fitur

La directora de la Agencia de Turismo de Galicia Nava Castro y el presidente de la Asociación Traslatio Javier Grande La Feria Internacional...

1500 navegantes se dan cita en Las Palmas para la Atlantic Rally Cruisers

Noviembre es el mes de la Regata ARC en Las Palmas de Gran Canaria desde hace 33 años La Atlantic Rally for Cruisers, considerada el evento ...

“Swing” vencedor de la Discoveries Race 2019 de Vela y del Trofeo Fernand...

El Trofeo Fernando de Magallanes fue entregado a la tripulación del Swing por Manuel Villas Boas, descendiente del mítico navegante portugué...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?