Con el Milmi llegó la revolución a la vela (1ª Entrega)

Hablamos de 1985 estamos en Baiona… el contramaestre del Monte Real Club de Yates filtra que hay un periodista muy importante en el Club, un ¡periodista de Televisión Española!…¡amigo nada menos que del legendario Tomás Zardoya!… el tal periodista era José Luis Suevos… que al poco tiempo seria conocido como el Milmi, por obra y gracia de la coña marinera de Pablo Retolaza “Púas” que así lo bautizaba.

Suevos no paraba de hablar y hablar… de aquella era socio del notable periodista (este de verdad) Pedro Pablo Parrado y se jactaba de que organizaba la Liga de Balonmano, con la Española… lo cual era cierto… con su empresa Publibalonmano… y que además de ser inmensamente rico, era amigo personal del inolvidable Jesús Gil, ahijado de Francisco Sitges (lo malo para el Milmi, es que un día coincidió con el empresario asturiano en el Club de Yates y no sabía donde meterse) y sobrino de Suevos, el legendario alcalde de Madrid y director general de RTVE… lo cual sonaba a posible farol.

Aquel lejano año de 1985 le valió al gijonés para poner su primera piedra, de lo que acabaría siendo todo un imperio de la vela… participó a bordo del “Roda” un crucerote, con Manolito Riera, Domínguez Blein y de Manolo Corrales que era el armador… en la Regata Rías Baixas…

Suevos se quejó airadamente en el sentido de que el “Roda” era un caldero, y por ello al año siguiente apareció con un barco de 10 metros (un Dione 98) participando con sus amigos en el Rías nuevamente… lo malo es que quedó demostrado que las carencias no solamente eran del barco… sino de calidad regatera de su tripulación, discretilla deportivamente hablando…

Enfurecido dijo que vendía el Dione que “que era muy lento” (por cierto muy bajo de precio, a precio de ganga) apareciendo comprador de inmediato en la misma barra del Monte Real… que se ofreció a dar una señal… pero Suevos dijo que no, que no había problema que se hablaba entre señores… que el comprador lo utilizara (le entregó las llaves del barco) y que cuando volviera a Baiona cerrarían la operación… lo curioso es que el Milmi no daba señales de vida en los días posteriores… y ante la sorpresa de todos, un camión contratado por una empresa de charter catalana apareció sin avisar una mañana en el Club de Yates y se llevó el Dione… pues al parecer estaba simplemente alquilado…

Pero todo cambió en 1987… pues José Luis Suevos que no le había dado importancia alguna a la vela, más que el farde, el presumir, el ostentar o el pasarlo bien… quedaba prendado de la entonces líder de las regatas españolas de cruceros del norte y noroeste: la Regata General Optica, y su participación en este mundillo de la vela… dio un giro de 180 grados… pero eso merece una nueva entrega…

(continuará)


Compártelo:

Quizás también te interese...

Una de premios… los del Monte Real Club de Yates de Baiona

En la próxima semana el que fue primer desafiante español por la America’s Cup… el Monte Real Club de Yates de Baiona entregará ...

Con el Milmi llegó la revolución a la vela (11ª Entrega)

Y llegamos a la decimoprimera entrega… ya estamos en el día 12 de setiembre del lejano año de 1990 en la fortaleza de Monte Boi de los...

Con el Milmi llegó la revolución a la vela (10ª Entrega)

En el mes de setiembre de aquel lejano 1990, Baiona gozaba de una actividad frenética: primero un atípico Trofeo Príncipe de Asturias…...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?