Con el Milmi llegó la revolución a la vela (9ª Entrega)

Y estamos en Baiona en la segunda parte de aquel inolvidable 1990, año muy especial para el Monte Real Club de Yates, que lograría organizar con éxito uno de los mundiales level class, más emblemáticos de la reciente historia de la vela pesada: la Quarter Ton Cup.

La recta final mundialista, se iniciaba en Monte Real con la Regata General Optica, cuando la empresa catalana acaba de ser adquirida por la multinacional inglesa Benson & Hedges, que tenía por presidente a un entusiasta crucerista y armador, al que le encantaban las regatas… una llamada de Juan Coma, que era el director comercial de la compañía en España, comunicaba que tenía previsto acercarse a Baiona y navegar en la Regata, si ello fuera posible… y claro que mejor anfritrión que el inolvidable Rafael Olmedo.

El presidente de Monte Real le invitó a navegar en su “Rabisco”, y el británico encantado compitió con los de Olmedo… aún cuando todo no fue dorado… pues el jefazo máximo de la Benson sufría un accidente a bordo… un barco les abordaba por la popa arrancándoles el backstay… mástil abajo… y el empresario británico al agua con un buen golpe… Rafael Jr. y Leandro Olmedo saltaban de inmediato a rescatarlo… al final sofocón con final sin gravedad en lo personal… pero con muchas magulladuras…

La General Optica se celebraba en tres jornadas, con salida de Baiona, travesía a Vigo, subida a Sanxenxo y posterior regreso a Baiona.

Ambiente de gala en el Club de Yates, con barcos de toda España, y victoria clara del diseño de Jacques Faroux “Lada” que con Toño Gorostegui y Pedro Campos como responsables, tenía en la modela Paloma Lago la guinda del pastel.

La contratación de la ferrolana por el publicista madrileño Cifuentes de NCA, fue una novedad a nivel de imagen… como lo era que una famosa formara parte de una tripulación de élite. La verdad es que lo hizo francamente bien… al menos no molestó a bordo, lo que no era fácil a priori en un barco de siete metros y además con un nivel de competición al máximo.

En aquel tiempo la Lago y Javier Obregón eran novios… ella tenía 23 añitos recién cumplidos… y era una chica preciosa, agradable, con empatía, muy preparada e inteligente… que había anunciado que se casaría el 5 de octubre con el hermano de la famosa actriz madrileña.

La anécdota que el Obregón aparecía en Sanxenxo, y estaba al parecer algo ”mosqueado” con la relación profesional de Paloma y Pedro Campos… fruto de lo cual estuvo indagando entre copa y copa, entre el personal regatero en la noche del Zoo “si había algo raro”… o sea “si había tema”… entre el cachondeo general de algunos.

Al día siguiente se cerraba la General Optica en Baiona, con la victoria holgada del “Lada” en la que salió Paloma con Pedro y Toño a recoger el premio… muy sensual… muy in… recibiendo muchos aplausos… sin embargo la señora más jaleada era una de la casa… la esposa de Castor Alonso patrón del “Sony” que a juicio del respetable hubiera sido sin duda Miss Regata, si hubiera habido una votación al respecto, claro.

Tras “Toño & Pedro” se situaban “Salao BBV” de Fernando León y “Bombay Gin” de Javier de la Gándara, esponsorizado por Chema Ullivarri, que estaba muy ilusionado con el proyecto.

En la clase crucero, se llevaba la victoria “Albariño Granbazán” con Carlos Monclús de patrón y Fausto Núñez de táctico. Este Contention-33 era la pesadilla de los barcos crucero-regata en aquellos lejanos años, y lo ganaba todo en su categoría.

Y turno para el Trofeo Conde de Gondomar que tenía rango de Campeonato de España de Quarter Ton… y en el que seria necesaria la “selección para elegir qué 10 barcos compondrían el equipo español”… parecía increíble que se reunieran 15 “quarter” por nuestro país… ello provocaba que cinco se tuvieran que quedar fuera.

En el “Gondomar” ganaría “Cote” con Jaime Rodríguez Toubes, el campeonato de España sería para “Bombay Gin” de Javier de la Gándara que navegaba con José Cristos, Púas Retolaza, Jaime Arbones y Juan Bravo… por cierto ¡menudo pitorreo alrededor de este magnífico regatista, pues al parecer al francés Jean Claude Ramón que era el armador del “Sanifló”… que competía con el nombre de “Lada”… le encantaba estar muy cerquita de Juan… y ya sabéis la mala leche que hay en la vela… Jean Claude además era un virtuoso del “clarinete” y lo tocaba todos los días al acabar las regatas… el chiste fácil era la tónica, cuando se acercaba la “sesión de clarinete”… 

En el tema “selección” el bombazo… que el gran José Luis Freire… “Tibu”… se quedara con su “Pairito” fuera del equipo de España, no tenía desperdicio, en lo que a “cachondeo fino” se refiere.

El quarter ton era el “Piraña” italiano que había comprado a Carmelo Sabastano, uno de los armadores más significados del Círcolo de la Vela de Venezia… que sería a la postre, un personaje muy querido en la década de los 90 en Baiona… al que incluso llegó a patrocinar la empresa “Marfrío”, de la que era socio y director general, Freire.

La solución de “Pairito” para estar en el Mundial, pasaba por competir en el equipo de Portugal, que tenía varias plazas libres… pero claro la tripulación tenía que incorporar a dos lusitanos y bajar a dos gallegos… y el patrón oficialmente al menos fue Tiago Roquette… hijo del legendario patrón que actualmente es el presidente de la Federación Portuguesa de Vela.

No hace falta recordar el “puteo” general hacia el inventor de la “pastilla Odio-2″… le decían “Tibu genial ¡menos mal que te queda Portugal para ir al Mundial!”

La Infanta Cristina participaba con el Don Algodón, con Viky Fumadó, Theresa Zabell y Natalia Vía Dufresne… que en la regata larga al Carrumeiro Chico producto de la espesa niebla y de los bajos provocó una preocupación en la Organización… e incluso en la Casa Real… en una noche que se hizo muy larga.

Al barco de las “niñas”, le seguía muy de cerca una patrullera de la Armada Española, pero cuando se adentró en la zona complicada de Corrubedo no pudo acercarse tanto a la costa como el pequeño “cuarto de tonelada”, y entre la distancia y la persistente niebla… perdía el control visual, como era lógico.

Felizmente al amanecer el barco dio señales de vida… me acuerdo sin dormir en la oficina del Sollado de Monte Real con mis compañeros de organización, recibiendo varias llamadas de Zarzuela... tratando de no provocar alarma… dando una versión optimista del problema… ¿seguro que tienen localizada a la Infanta?… ¡tranquilidad por favor que todo está bajo control!…

La anécdota con las primeras luces del día muy cerca de Finisterre… inmersas en la niebla la tripulación ve a un barco pequeño de pesca y le preguntan ¿estamos muy lejos del Carrumeiro?… y el patrón del pesquero, sorprendido les dice: ¿Ti neniña eres a filla do Rei, no?… si, le respondió Cristina… y el pescador les indicó acojonadísimo que tenían el faro ya muy cerca.

En la Copa del Rey se imponía en la clasificación individual el tres cuartos diseñado por Bruce Farr “Lone” del danés Jane Bondenilsen… mientras que la clasificación por países era para Alemania, siendo la plata para el combinado España B, formado por “Banco Atlántico” de Pedro Campos, “Inespal” de Toni Tió y “Lone”.

El escándalo el que se incluyera a “Lone” en el equipo español, cuando solamente tenía dos tripulantes nacionales. La indignación fue tal en Palma, que al hecho se le dio mucha importancia en medios nacionales, que calificaron la situación, como una vergüenza… el personal cargó las tintas contra Javier Romero que era el medidor jefe de la Española.

Y os preguntaréis… ¿y el Milmi?… pues había estado en todos los fregados metido… pero desde la finalización del Mundial de Motonáutica, había estado lo que dice discreto… a lo suyo… y apoyando el Mundial de Quarter Ton de Baiona, muy centrado… eso sí se llevó al Puerto de Santa María el 52 piés “Abracadabra”, un barco que adquiría en unión de su entonces inseparable amigo y socio, Pedro Pablo Parrado.

Suevos con la Semana Náutica a la vista… in extremis lograba convencer al director de marketing de Puerto Sherry que era entonces Oscar Iniesta, para que patrocinase su fantástico barco… ¡y lo convenció!… que se llamó por unos días en el “Brent Walker España”, multinacional que era el máximo accionista del espléndido puerto deportivo portuense.

Con el catalán Jan Santana a la caña compitió aquel año en la Semana Náutica del Puerto que ya empezaba a quedarse con un único apellido: Osborne.

La lucha por el primer puesto a cargo del también 52 piés “Bobadilla Gran Capitán” de Pedro Campos que se quedó con el “catavino de oro”, seguido de “Inespal” y del barco de Milmi… por cierto en una de las pruebas en la bahía de Cádiz, en un mediodía inimaginable: viento franco de 15 nudos, marejadilla y 35 grados… salida en popa… y lección magistral de Jan que partiendo desde barlovento con un control milimétrico, dejaba a Campos sorprendido… tocando con la relinga de su spi la línea imaginaria, de salida… es de las escenas más bellas que he visto en mis muchísimos años en la vela… por cierto el “Zorongo” de Ignacio Jáuregui del Marítimo del Abra, contra pronóstico no ganaba el catavino de cruceros, teniéndose que conformar con el tercer lugar.

La Semana Náutica en los 80 y 90 fue sin duda alguna la regata más importante de España: excelente organización, cerca de 100 barcos de toda España y Portugal, la incomparable bahía de Cádiz… y la parte social que era sencillamente única… acompañada de la guasa gaditana que “no se pue aguantá”.

Y una imagen para el recuerdo, por la tristeza y preocupación que nos invadió a los miles de espectadores y participantes del Sherry cuando la salida de la última manga, se aplazó por espacio de unos minutos para que el protaaviones “Principe de Asturias” partiera de la Base Naval de Rota, rumbo al Golfo Pérsico… donde comenzaba la Guerra del Golfo… por la noche ceremonia de clausura en las espectaculares instalaciones al aire libre de Club de Golf de Vistahermosa.

Mis compañeros de mesa de reparto, entre los que estaban José Luis Suevos y Pedro Pablo Parrado, asistían conmigo a una discusión entre los máximos exponentes de la Organización, que nos tocó muy cerca… hasta que José Antonio Osborne me dijo: “lo hemos decidido tú haces de presentador del acto”… anti mi negativa, me advirtieron que era el jefe de prensa y solamente tenía que obedecer pero nunca discutir la orden… y allí me tuve que preparar a toda prisa el acto, que no era una broma… de entrada presentar a un espléndido y famoso guitarrista andaluz que era el que daba la entrada de la cena, con un concierto de película.

Era muy fuerte ver a un gallego, presentando a un guitarrista andaluz de élite… me prepararon con gomina en el pelo y  vestido de negro, en plan gaditano a más no poder y disimulando todo lo posible mi “asento de las Galias”... me quedó grabada la presentación en mi alma… “… él acompañó a Antonio Mairena… señoras y señores con todos ustedes el maestro ¡Antonio Núñez!”, y me salio bien, eso sí a lo largo de la cena, el choteo de Suevos y Parrado fue de órdago.

Y del Puerto rumbo norte, no sin antes recabar el apoyo de Toño Gorostegui para convencer a Juan Carlos Rodríguez Toubes que subiera el “Hispania” al Príncipe de Asturias… casi lo conseguimos… cuando el cántabro le dijo: “Juan Carlos te lo subo yo”… pero al final comprendimos que no era tan fácil la operación. Estábamos en aquella “capea que organizaba Joselito Escribano” en las afueras del Puerto… en la que el Fino Quinta y el picoteo, en unión del espectáculo hacían mágica la noche.

En Baiona era el ambiente era el de las grandes ocasiones… me llegaban datos de que 50 barcos inscritos en el Mundial… al que me tenia que ir volando… pues a mis señoritos de aquella no les había gustado pero qué nada, que trabajara unos días en El Puerto de Santa María, dentro del equipo del gran maestro que sin duda es Nicolás Terry… por la proximidad de la Quarter Ton.

(continuará)


Compártelo:

Quizás también te interese...

Una de premios… los del Monte Real Club de Yates de Baiona

En la próxima semana el que fue primer desafiante español por la America’s Cup… el Monte Real Club de Yates de Baiona entregará ...

Con el Milmi llegó la revolución a la vela (11ª Entrega)

Y llegamos a la decimoprimera entrega… ya estamos en el día 12 de setiembre del lejano año de 1990 en la fortaleza de Monte Boi de los...

Con el Milmi llegó la revolución a la vela (10ª Entrega)

En el mes de setiembre de aquel lejano 1990, Baiona gozaba de una actividad frenética: primero un atípico Trofeo Príncipe de Asturias…...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?