Con el Milmi llegó la revolución a la vela (2ª Entrega)

Estamos en febrero 1987… cuando el Milmi vuelve a Baiona… aparece de repente sin hacer referencia alguna al Dione 98 y en medio del bullicio de palabras y más palabras, dice muy enchufado: “unos amigos míos quieren patrocinar una regata como la General Optica”… a la pregunta ¿de quién se trata?… la respuesta discreta: “es un secreto no te lo puedo decir… prepárame un presupuesto y ya tienes la aprobación desde este mismo momento”

Tras la reunión Milmi desaparece y al cabo de un par de horas llama por teléfono desde el aeropuerto de Labacolla en Santiago, antes de tomar el avión que le llevaría a Madrid: “cerrada la primera regata, pero en el grupo tienen una empresa que le interesa entrar y por lo tanto, quiero dos regatas”… abrumado y a la par perplejo por lo que está ocurriendo le digo: “José Luis no se pueden sacar regatas de la chistera… la General Optica tiene patrocinador, el Gondomar lo mismo, el Príncipe también… veo complicado hacer otra regata fuerte…”

Suevos insiste: “me lo tienes que solucionar, pues yo ya me he comprometido”… La grata sorpresa es conocida por la Directiva del Monte Real, y al anuncio de que volverá Milmi para cerrar todo… un directivo de los más importantes, se apunta a la nueva reunión con Milmi…

La reunión no tiene desperdicio… se habla de patrocinar un barco, se habla de dos regatas… por lo de pronto nacían la Regata J&B y la Regata Baileys… y lo del barco sin ser definitivo, empezaba a tomar color. Lo cierto es que a lo tonto, Suevos comenzaba a ser fuerte en la vela… y dos ansiados patrocinadores de muchísimo prestigio estaban comprometidos… parecía un sueño del que en Baiona, no queríamos despertar… el empresario asturiano cierra el acuerdo, y adelanta un talón bancario con seis ceros al Monte Real…

El Club de Yates había apostado años atrás muy fuerte por Federico Arias (Revista Bitácora) y José Ramón Guimarans (Dorna), había puesto toda la carne en el asador en pro de la Regata Vuelta a España… que prondía en valor nacional al Monte Real… pero no es menos cierto es que tanto Arias como Guimerans fueron muy favorecidos por el enorme apoyo del Club que presidía el gran Rafael Olmedo… se metió a bordo a Pedro Campos (Banco Atlántico), José Eraso (Pescanova), José María Lastra (Halcón Negro), Juan Luis Tuero (El Gaitero), Escuela Naval Militar (Arosa), Alberto Alvarez (Carina), Piluca Presa (Garbo)… y muchos regatistas como el caso de Javier de la Gándara como ejemplo.

Este apoyo fue agradecido por Bitácora y Dorna, celebrándose en Baiona la Regata Aguila de las Autonomías en la primavera de 1986… aquella en match-race con los Selection 37 que ganó Cantabria, seguida de Valencia y de Galicia… y en la que navegaron juntos Pedro Campos, Javier Gándara, José Gándara, Marta Reboreda…

Por la Regata General Optica y por la Vuelta a España, Milmi se interesa y pica con gusto en el anzuelo de patrocinar aquel “one ton” diseñado Tony Castro y armado por el lisboeta Maná Pinheiro, en el que acabaron navegando los Gonzalo Romero como patrón, Jacobo Fontán, José Delgado, Mundo Sastre, Julio Babé, Paz Andrade… el “Baileys” fue la primera piedra sobre el edificio sobre el que comenzaba Milmi a construir su proyecto… al que pocos días después añadía al Contention-30 de José Manuel Piñeiro, que pasó a ser “Xeito-J&B”.

Al principio lo de patrocinar los barcos no le parecía una buena idea… pero poco a poco se iría entusiasmando al ver el enorme potencial de estas acciones… el “Plan Milmi-Marshall” había llegado a Monte Real de la mano de un personaje diferente, a la par de simpático y espléndido… que estaba moviendo los cimientos de la vela de crucero… de José Luis Suevos.

Fue un verano diferente a lo habitual en Baiona, la Cadena Rato (hoy Onda Cero) emitía su programación de noche en directo desde la sala de juntas del Club de Yates, dirigida por Pedro Pablo Parrado… el improvisado estudio radiofónico recibió a muchos personajes rutilantes del mundo del deporte… sobre todo del fútbol… unos de los entrevistados eran dos jovencísimos Alberto y Antonio Viejo, que se acababan de proclamar campeones mundiales de vaurien… y que serían en el futuro dos regatistas fundamentales en la moderna historia de la vela gallega y española.

En aquel lejano año, el que era uno de los monitores de la Escuela de Vela de Baiona, Suso Tornero, Escuela que dirigía Jorge Alonso y por cierto también colaboró en la “simpática gamberrada”… adaptó una tradicional canción popular para subrayar la presencia de Suevos en Monte Real que decía en cuanto a su estribillo: Milmi yo te quiero, Milmi yo te adoro… como a las barbas de mi Comodoro… ¡ay JB!, ¡aaay JB! no hases má que bebé.

1988 será el año de la consagración de Milmi en el mundo de la vela, pero eso lo dejamos para la tercera entrega.

(continuará)


Compártelo:

Quizás también te interese...

Una de premios… los del Monte Real Club de Yates de Baiona

En la próxima semana el que fue primer desafiante español por la America’s Cup… el Monte Real Club de Yates de Baiona entregará ...

Con el Milmi llegó la revolución a la vela (11ª Entrega)

Y llegamos a la decimoprimera entrega… ya estamos en el día 12 de setiembre del lejano año de 1990 en la fortaleza de Monte Boi de los...

Con el Milmi llegó la revolución a la vela (10ª Entrega)

En el mes de setiembre de aquel lejano 1990, Baiona gozaba de una actividad frenética: primero un atípico Trofeo Príncipe de Asturias…...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?