Con el Milmi llegó la revolución a la vela (11ª Entrega)

Y llegamos a la decimoprimera entrega… ya estamos en el día 12 de setiembre del lejano año de 1990 en la fortaleza de Monte Boi de los Reyes Católicos, al pie de la histórica Torre del Reloj… en el Monte Real Club… cerca de 50 “cuartos de tonelada” ya están en Baiona listos para ser medidos de arriba a abajo.

Las mediciones se tienen que realizar en el muelle pesquero de la Villa de la Pinta, pues el poco espacio en el denominado “Muelle Contramestre Pérez” del Club de Yates, así lo hacía necesario.

Los pescadores baioneses en todo momento prestaron su apoyo y el equipo de medición que tenía por presidente de José de Vallés, a la sazón er entonces el gerente de la Real Asociación Nacional de Cruceros… de la RANC, y que contaba con una pléyade de ayudantes, entre ellos familiares de gente del mar de Baiona, y varios medidores de reconocido prestigio: caso de Pancho Valverde, el italiano Pipo Po, Javier Romero “Torquemada”, así como un medidor francés y otro anglosajón que era además el “Jefe de Medidores de la ORC”.

El ajetreo era monumental en el plano deportivo. España presentaba 12 barcos al final… pero también estaban Portugal, Francia, Inglaterra, Holanda, Irlanda, Italia, Grecia, Polonia, Dinamarca, Estados Unidos, Brasil, Argentina… así como Bulgaria y Rusia…

El cuarto búlgaro, que al final no llegó a tiempo… estaba patrocinado por el Rey Simeón de Bulgaria, que era amigo de Chema Ullivarri el Brand Manager de Bombay Gin, así como de José Luis Suevos.

El heredero del trono búlgaro, que años después acabaría siendo presidente electo de su país, Simeón contacto conmigo en muchas ocasiones a través de la línea telefónica, en los días anteriores al comienzo del Mundial, e incluso anunció que se desplazaría desde Madrid, en donde tenía fijada su residencia… al final sí vino el patrón del barco a Baiona a la Quarter Ton, pero ni El Rey, ni el barco llegaría a tiempo para poder participar.

Respecto de los “rusos” nada se sabía cuando al filo de las ocho de la tarde del 14 de setiembre comenzaba el “breefing de armadores”, para explicarles cómo iba a proceder el Comité de Medición respecto de las inspecciones diarias.

El ambiente estaba tenso porque los tres días de medición habían sido muy exigentes… el nivel era increíble, medallas olímpicas, campeones del mundo de 18 países… y entre José de Vallés y yo acordamos saltándonos el protocolo hacer un chiste para romper un poco con lo que se respiraba y de paso darle ya la alternativa a la recepción oficial, que comenzaría en una hora.

La trama fue muy sencilla… estábamos en la zona del comedor del Club de Yates, montada en plan sala de reuniones: una presidencia en la que estoy en la mesa como director de regata, acompañado de José de Vallés, del Medidor Jefe de la ORC, y mi esposa, catalana como José… doy una bienvenida muy breve a los representantes de los barcos y me traduce Zulema al inglés… acto seguido presento a las dos autoridades que están conmigo, tomando la palabra el barcelonés José de Vallés…

José habla en catalán, y Zulema le traduce primero al español y después al inglés… comienzan las risas… después le hago yo una pregunta chorras en español a Vallés… Zulema la traduce al catalánVallés le contesta en catalán y Zulema la convierte en español y después en inglés… yo le replico en español… Zulema pasa al catalán… y otro bucle… los extranjeros se caían de risa…

Lo mejor vino después, porque los italianos y los portugueses le preguntaron a Vallés, y querían que Zulema volviera a traducir al catalán… el ambiente ya estaba claro que sería extraordinario a lo largo de los próximos siete días.

Pero la juerga no terminaba aquí. Tras el “breefing” bajamos a la secretaría de regatas… y nos encontramos a Emilio Presa (hermano de Piluca) ,que formaba parte del Comité de Regatas, con un señor hablando por signos y con dibujos en un folio… ¿Emilio quien es?… es Vitali el manager del Sebastopol Yacht Club de Crimea (entonces de la Unión Soviética) que ha llegado de avanzadilla y dice que su cuarto de tonelada está a llegar… que un mercante cerca de Baiona lo bajará con una grúa del barco y vendrá navegando hasta Baiona ¿¿¿qué dices, están locos???¡bueno eso es lo que he entendido!... y le comento, no te preocupes que Zule le habla en inglés… ¡yo también hablo algo, pero éste solo habla ruso!.

Y ahí nos quedamos perdidos sin saber qué hacer… hasta que salté ¡ya tengo una idea!y no se me ocurrió nada mejor que llamar a la Embajada Soviética en Madrid… alguien con voz rusa contesta: ¿aquí la Embajada de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en España, con quien hablo?… y yo le explico el problema que tenemos… y le paso el teléfono a Vitali que no sabía que iba a hablar con los rusos… coge el teléfono sonriendo y de repente se pone firmes y pálido… y todos en mi despacho: ¡Siberia, Siberia!… y a él se le notaba que no le hacía gracia alguna.

Tras el susto, Emilio Presa tenía una idea mejor… le parecía conocer a uno de los “niños de Moscú” que vivía en Vigo… lo localizó y al poco rato estaba ya en el Club… nos enteramos que había venido con ¡100 dólares! para volver a Rusia… un loco… acordamos que durmiera en el “Monte Real” que uno de las lanchas del Club de Yates… y acabó trabajando para el Mundial, le pusimos unos honorarios y pudo pagarse el billete de vuelta a Crimea.

Y comienza el Mundial… triángulo superolímpico que de aquella estaba de moda… la baliza de barlovento en Cíes en el mismísimo centro de la playa de Rodas y es virada en primer lugar por el “Bombay Gin” con Javier Gándara a la caña… parecía aquello un campo de fútbol… los centenares de espectadores aplaudiendo y animando a Javier… inolvidable. Pero era un espejismo, porque aún cuando Gándara que se había proclamado campeón de España de “cuarto de tonelada” y era uno de los grandes favoritos, lucharía por estar en el “top ten”… pues la primera posición se la jugarían dos diseños de Pepín González: el “Cote” con Jaime Rodríguez Toubes de patrón y el “AVE” de José María García Lastra que contaba con Laureano Wizner como táctico.

Si este no fue el Mundial de Javier que al final siendo sexto, una penalización lo mandaría fuera de los diez primeros tras la última regata… tampoco lo fue de dos pedazo de barcos catalanes que entraban en las quinielas: el “Up & Down” de Enric Bañeres y el “Bulevard Rosa” de Txiqui Más… ni por supuesto del “Lada” aquel super Faroux con Pedro Campos y Toño Gorostegui que si bien reaccionaron en el ecuador del Mundial ganando un par de mangas, eran a priori los máximos favoritos… tuvieron mucho mérito los de “Cangas” que con el “Xunta de Galicia” lograron clasificarse e hicieron un Mundial muy digno. Tomás Pérez cubrió el expediente con matrícula de honor. Fernando León, por su parte, con “Salao BBV” era el tercero de los españoles producto de su regularidad… las “chicas” con el “Mogor” de la Escuela Naval de Marín lograban participar, a pesar del incidente del Príncipe de Asturias… ¡María Dolores Bgder y Piluca Presa misión cumplida!

Fue una Level Class muy viva… con mucho ambiente… me acuerdo que uno de los mejores barcos era el “Scandinavian Seaways” cuyo armador ya había sido campeón mundial con un un MG 26 de Tony Castro, que había sido el primer “Bombay Gin” … pues bien Pablo Retolaza con su espíritu jocoso vasco (fue el que le puso el mote a Milmi) se le ocurrió bautizar al danés como “Cornuchen”, sencillamente porque el apellido del individuo era rarísimo… ¿os queréis creer que el danés le hizo gracia y él mismo decía que era Cornuchen?... yo creo que no sabía lo que significaba…

Otro malvado era el italiano Carmelo Savastano… que era como la Rafaella Carra en chico… a Carmelo lo conocimos los del “Bombay Gin” en Falmouth en el Mundial de 1989 y lo liamos para venir a Baiona… Gándara le recomendó al Tibu que le comprara el quarter, que sería el “Palacio de Oriente” y el como agradecimiento no faltó a la cita española y tuvo la auerte que José Luis Freire le patrocinara el barco con “Marfrío”, Todo un personaje el italiano que durante muchos años volvería al Club de Yates… el mote que le puse yo: “Piparolo”... de lo que no hace falta traducción… que le hacía gracia.

Italia presentado nada menos de diez barcos… y había uno muy veterano que había quedado 5º en el Mundial 1989, que al parecer era una “posible trampa” lo de su medición.

El barco era el “B&BV” y eran los propios italianos quienes lo acusaban… esta historia venía de varios años atrás, pues el barco tenía 10 años y decían que cuando navegaba en popa cargaba agua del mar encima de su orza por un extraño mecanismo… los medidores fueron a por él, e incluso al término de alguna prueba… o bien habían quitado el mecanismo o sencillamente era un “bulo”. El otro curioso era el Farr Quarter Ton “Comte de Flandes” que había sido campeón de calle a comienzos de los 80… y que fue se intentó comprar por varios armadores gallegos, caso de Jaime Arbones padre… en Baiona, no fue tan fiero. 

Cuando ya llevábamos dos días de competición, le comenté a Rafael Olmedo la anécdota del ruso… añadiéndole que había traído caviar y vodka y quería invitar a los directivos… a lo que me contestó: “Me parece cojonudo… pero dile que venga a cenar con nosotros… hemos invitado al Milmi a cenar también y echamos unas risas”. Y así fue me llevé a Vitalia, que inmediatemente se fue a la cocina y trajo preparado el caviar a la mesa… brindaron con wodka todos y se le ocurrió a Alfonso Paz Andrade que se cantara “Kalinga”… fue una gran anécdota y hasta Suevos la cantó pegando golpes en la mesa...

Por parte lusitana, el “Palacio de Oriente” que armado por José Luis Freire, tuvo por patrón a Tiago Roquette, arrancando con muchísima fuerza el Mundial… que tenía la típica programación: con 5 triángulos, una regata media y una regata larga. Por cierto en la “media” que se cubrió en las Rías Baixas, saliendo de Baiona, virando en Vigo, lo mismo en Marín… para hacerlo en Villagarcía, pues bien uno de los jueces de paso de baliza cometió un error de apreciación, al estimar que Lastra había “tocado” la baliza de entrada en la ría de Villagarcía.

Nunca había visto a José María tan enfurecido… le explicaba al juez muy cabreado: “cómo se atreves a decirlo… es un error tuyo producto del mar de tres metros de ola y que estarás medio mareado… si llego a tocar la baliza que es de hierro y pesa varias toneladas con 20 nudos de viento, destrozo el barco…”. Al final Suso Tornero retiró su reclamación afortunadamente y todo volvía a la calma… el daño para el “AVE” hubiera sido terrible… le hubiera costado el título mundial… que lograba tras alcanzar al “Cote” de la Armada Española en la penúltima prueba y dejarle atrás en la de cierre.

En el tramo final del Mundial se celebraba la regata de altura entre Baiona y Finisterre con más de 110 millas, en una zona muy dura de costa… que para más dificultad, era acompñada de una persistente niebla.

Y aquí precisamente, en estos mares tan complicados llegaba el susto, el gran susto… el “Bulevard Rosa” se “perdía” y no llegaba a Baiona en tiempo razonable… se sacó un helicóptero, el de Televisión de Galicia, en el que fui con el “loco” de Julio Dorado que me hizo pasar un “miedo terrible” y llegamos hasta Corcubión, donde aterrizamos… lo hicimos en el patio de un colegio y creedme parecíamos el helicóptero de “Tulypan” rodeados de escolares.

Y pasaba el tiempo y ni rastro de los catalanes… menos mal que cuando más desolados estábamos, se nos comunicó que estaban al través de Limia en Portugal, pues se habían pasado ¡25 millas de Baiona” confundidos por la niebla… Arturo Delgado que era presidente de la Federación Española se interesó por el incidente, y yo le hice una coña, que por cierto no le gustó nada… “Arturo no pasó nada, simplemente que Tixqui te aprecia mucho y quiso entrar en aguas portuguesas en honor a tí, por su precedencia lusitana”. 

Se bajaba el telón con la gran fiesta de José María Lastra y su equipo, uno de los mejores patronea que ha habido en la vela pesada española, siendo la plata para otro grande, para el Almirante Jaime Rodríguez Toubes.

Hemos llegado al final de la primera parte de este especial, que sobre las andanzas de José Luis Suevos, sin duda uno de los personajes más importantes de la vela española de los últimos años.

Pero esto no es un adiós, es simplemente un hasta luego… y os voy a contar como adelanto de la segunda parte una anécdota muy simpática del Milmi en los años que nos vienen por delante: los noventa, en los que hablaremos de la Copa América, de las victorias de Suevos en la Copa del Rey, la Regata Vuelta a España versión Milmi…

Como aperitivo, lo que sucedía en un Salón Náutico de Barcelona… estamos José Luis y yo en una especie de hemiciclo en el antiguo Salón en las instalaciones de Montjuic… el motivo es que el gran Alan Green el manager del Royal Ocean Racing Club del RORC, había venido a Barcelona a presentar la Admiral’s Cup… estaba lo más granado de la vela desde Toni Tió hasta Pedro Campos, directivos de clubes… y en la presidencia Jorge Salvat y Enrique Puig

Termina el acto de presentación de los británicos, y Puig se dirije a todos nosotros y dice “¿alguna pregunta?”… pide el micro Milmi y les dice: “Alan por favor anótame dos equipos”… le responde Green; “eso es imposible, en la Admiral’s Cup solamente admitimos un equipo por país”… y de inmediato Suevos le dice: “pues no hay problema, inscribeme dos… uno por España y otro por Portugal… que éste -dirigiéndose a mi- manda mucho en Portugal y habla con Rui Moreira que es el presidente y lo arregla seguro”

(fin de la 1ª parte)


Compártelo:

Quizás también te interese...

Una de premios… los del Monte Real Club de Yates de Baiona

En la próxima semana el que fue primer desafiante español por la America’s Cup… el Monte Real Club de Yates de Baiona entregará ...

Con el Milmi llegó la revolución a la vela (10ª Entrega)

En el mes de setiembre de aquel lejano 1990, Baiona gozaba de una actividad frenética: primero un atípico Trofeo Príncipe de Asturias…...

Con el Milmi llegó la revolución a la vela (9ª Entrega)

Y estamos en Baiona en la segunda parte de aquel inolvidable 1990, año muy especial para el Monte Real Club de Yates, que lograría organizar...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?