La navegación del futuro se diseña en La Marina de València

 La ingeniería hidrodinámica Caponetto Hueber, responsable del sistema de foils de algunos Copa América y del nuevo hidrotaxi volador SeaBubbles tiene su sede en la antigua base de Victory Challenge


La ingeniería hidrodinámica Caponetto Hueber, responsable del sistema de foils de algunos Copa América y del nuevo hidrotaxi volador SeaBubbles tiene su sede en la antigua base de Victory Challenge

La Marina de València se ha convertido en los últimos años en un centro de innovación y actividad industrial relacionada con la náutica de alto nivel en pleno crecimiento. La empresa de ingeniería y tecnología naval Caponetto Hueber, responsable de las hidroalas de algunos de los equipos de la America’s Cup, ha elegido establecer su sede en la dársena valenciana. Desde sus oficinas ubicadas en la antigua base del Victory Challenge, desarrollan proyectos que van desde barcos de competición a innovadoras soluciones para la movilidad urbana como el SeaBubbles, el hidrotaxi volador que ya está prestando servicio en el Sena y que probablemente se expandirá pronto a otras ciudades con río o lago.

El estudio, especializado en hidrodinámica y aerodinámica, combina su trabajo con embarcaciones y multicascos de competición de última generación con el desarrollo de soluciones para arquitectos navales y diseñadores de barcos, a quienes ayudan para mejorar la eficiencia, la velocidad o el comportamiento de las unidades. “Optimizamos las formas y cada vez hacemos más diseño conceptual para ayudar a los arquitectos navales a pensar los barcos de una manera diferente, utilizando formas más modernas de mejorar la eficiencia en general”, explican desde la firma.

Mario Caponetto y Francis Hueber comenzaron a trabajar juntos en 2004 en el proyecto de Luna Rossa, y en 2007 se incorporaron al Oracle Team USA, donde se encargaron de desarrollar todos los test digitales, realizando las pruebas de cascos y apéndices en unos barcos “que en ese momento aún no volaban pero cada vez iban más rápido”, y registrando dos victorias consecutivas, 2010 y 2013, en la prestigiosa competición.

Uno de sus últimos proyectos ha sido el revolucionario SeaBubbles, un hidrotaxi con motor eléctrico y dotado de una tecnología de foils o hidroalas, que le permiten planear sobre las aguas. “Aplicamos todos nuestros conocimientos y know how para desarrollar este “taxi volador”, cuyas nuevas alas se construyeron en solo seis meses. El SeaBubbles tiene un motor eléctrico, porque la idea es que fuera un barco limpio, poco contaminante y sin ruido.


Compártelo:

Quizás también te interese...

El Covid19 destroza las estadísticas de matriculaciones… bajada hasta mayo de ...

Las cifras de matriculaciones en la banda de 8 a 12 metros las menos perjudicadas (Foto Pedro Seoane) El mercado náutico sigue cayendo como ...

Turismo publica una “Guía higiénica-sanitaria náutica” frente a la pandemia

La Guía está aprobada por la Secretaría de Estado de Turismo, e incluye las medidas dispuestas por las órdenes del Ministerio de Sanidad, la...

La náutica de recreo española navega con rumbo firme hacia la normalidad

El turismo náutico, ligado a la práctica de la navegación de recreo, emerge como una de las opciones de ocio más seguro para este verano 202...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?