Entrevista a Arturo Sáez para aclarar las dudas sobre los plazos en las concesiones de puertos

Para Arturo Saéz, “El cliente es, y será siempre, el motor que nos hace intentar mejorar cada día”

Para Arturo Saéz, “El cliente es, y será siempre, el motor que nos hace intentar mejorar cada día”

Arturo Sáez es socio del despacho Sáez Abogados… es Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 1987 y Master en Tributación y Asesoría fiscal por el Centro de Estudios Financieros. Lleva a cabo la dirección estratégica del despacho y cuenta con amplia experiencia en el asesoramiento legal de empresas de primer nivel, formando parte del Consejo de Administración de varias sociedades mercantiles.

Es Secretario General de la FEAPDT (Federación Española de Asociaciones de Puertos Deportivos y Turísticos) y Letrado asesor de la Agrupación de Puertos Deportivos de la Comunidad Valenciana. Eso es una referencia en el sector, contando con un equipo especializado en el asesoramiento legal y económico orientado a las empresas y entidades relacionadas con el sector.

Cabe destacar su vertiente docente, habiendo impartido clases sobre diversas materias legales en la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Esta es el resumen de la interesantísima entrevista que hoy publicamos sobre el candente tema de la “Gran polémica de la tasa de actividad en los puertos”.

¿Por qué es importante el plazo en las concesiones sobre puertos?

El concesionario es un colaborador del sector público. Realiza una inversión relevante en infraestructuras portuarias y se compromete a prestar un servicio público. A cambio obtiene el derecho a gestionar la infraestructura durante un plazo determinado. Cuanto más amplio sean los plazos, mayores inversiones y mejores servicios podrán realizarse en nuestros puertos. Plazos amplios enriquecen el patrimonio público en forma de infraestructuras modernas, punteras y eficientes, con mayor innovación tecnológica, digitalización, productividad y eficiencia. Además, se crea empleo estable y de calidad.

¿Cómo ha evolucionado el plazo en las concesiones sobre puertos?

Los cambios han sido constantes. A partir de 1988-1992 el legislador optó por reducir drásticamente los plazos concesionales a 30 años, incluso retroactivamente. Pero, posteriormente, la evolución ha sido la inversa. El legislador ha comprendido la necesidad de flexibilizar y ampliar los plazos de las concesiones en los puertos españoles para mejorar su competitividad, productividad y eficiente. Primero, se amplió el plazo a 30 años. Y, posteriormente, a 50 años e, incluso, excepcionalmente hasta los 75 años. Este es el régimen general actualmente vigente.

¿Hay diferencias entre puertos de competencia estatal y puertos de competencia autonómica?

Sí. La realidad es que la mayoría legislaciones están confluyendo en plazos similares a los de los puertos de competencia estatal (50 años). La última Comunidad Autónoma en incorporarse a esta regulación es el País Vasco (con su reciente Ley 2/2018, de 28 de junio, de Puertos y Transporte Marítimo del País Vasco). Todavía existen legislaciones desfasadas que limitan los plazos a 30 años, como Valencia y Andalucía. Pero, en ambos casos se están tramitando proyectos legislativos que amplían ese plazo. En el caso de Valencia a 50 años y en el de Andalucía a 75 años. Finalmente, la vanguardia legislativa en este ámbito corresponde a Canarias, que en diciembre de 2017 aprobó una ley que ampliaba el plazo hasta los 75 años.

Pero, ¿qué ocurre con los plazos de las concesiones portuarias anteriores a estos cambios legislativos?

Efectivamente, los plazos anteriormente expuestos sólo resultan aplicables a las nuevas concesiones dictadas con posterioridad a dichas legislaciones. Para las concesiones anteriores cuyos plazos entraran en conflicto con la nueva legislación en cada momento se planteó una situación de grave inseguridad jurídica. Hubo, incluso, quien ha defendido que las concesiones anteriores a 1988, fueran otorgadas por el plazo que fuera, debían terminar en todo caso este año, 2018. Fue el llamado “efecto 2018”, que aterrorizó a todo el sector.  Afortunadamente, esta incertidumbre ha sido ya superada. Todas las concesiones otorgadas antes de 1988-1992 terminaran en la fecha establecida en su título de otorgamiento o, como máximo, el 15 de diciembre de 2027 si la fecha establecida en el título de otorgamiento fuera superior.

¿Es posible obtener ampliaciones o prórrogas de los plazos concesionales?

Sí, hay diferentes fórmulas condicionadas a la realización de inversiones relevantes y de interés para mejorar la productividad, eficiencia energética o calidad ambiental de las operaciones portuarias o suponga la introducción de nuevas tecnologías o procesos que incrementen la competitividad. A través de estos procedimientos es posible obtener una ampliación del plazo inicial hasta los 50 años o, incluso, excepcionalmente, hasta los 75 años.


Compártelo:

Quizás también te interese...

Renault se asocia con Neoline para construir dos buques ro-ro propulsados a vela

Según Anave, Neoline tiene previsto ofrecer desde 2020 sus buques a otros cargadores además de a Renault La empresa automovilística francesa...

Trasmediterránea recupera el nombre “Ciudad de Palma” para su flota

El buque “Ciudad de Palma” es un modelo del astillero italiano Visentini, con capacidad para 877 pasajeros –de ellos, 476 en camarotes–, 2.2...

La gran polémica de la tasa de actividad en los puertos

Guillermo Jiménez Ruiz Excelente trabajo de Sáez Abogados, obra de su Director Legal Guillermo Jiménez Ruiz, sobre un tema tan de moda como ...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?

Último vídeo

  • Videoteca ND: Salón Náutico de Barcelona, quinta jornada

  • minibanner-1
  • minibanner-3
  • minibanner-4
  • minibanner-2

Lo más leído en Náutica Digital