1959: De Vigo a Cabo Trafalgar en la dorna “Asunción” del Náutico de Vigo

La dorna "Asunción" en la Ría de Vigo, en el centro el patrón, Mario Zaera

La dorna “Asunción” en la Ría de Vigo, en el centro el patrón, Mario Zaera

En el verano de 1959 la “Asunción”, una dorna (embarcación tradicional gallega de 6,15 metros de eslora y 2,12 de manga, con un desplazamiento de 500 Kgs, sin cabinar y abanderada en el Real Club Náutico de Vigo, se puso como objetivo, de la mano de su tripulación (Mario Zaera y los marineros de Canido Francisco Piñeiro “Chuco” y José Montenegro Collazo), llegar a Tarragona, costando toda la Península Ibérica. Su patrón Mario Zaera se había propuesto llevar a cabo esta aventura náutica, para visitar al Real Club Náutico de Tarragona y muy especialmente a su presidente Luis Bonet, gran amigo del regatista vigués.

La experiencia de Zaera era profunda, con muchas singladuras a Aguiño… al “País de las dornas”, como le llamaba a Villagarcía de Arosa. Los mayores problemas de poner en marcha la singular aventura, fue que en varias ocasiones los marineros elegidos como tripulación se echaron para atrás… le llegaron a pedir hasta ¡50.000 pesetas de la época! por ir con él hasta Tarragona (una pequeña fortuna en aquellos años, en los que un sueldo razonable era de 1.000 pesetas mensuales). A punto estuvo Mario de desistir en el proyecto, hasta que su amigo Fernando Romero, a la sazón directivo del Real Club Náutico de Vigo, le solucionó el problema logrando convencer a los citados buenos marineros de Canido “Chuco” y Montenegro.

Pero no se acabaron aquí los problemas para el intrépido patrón del Náutico, pues su esposa estaba muy preocupada con el riesgo de la travesía hasta el Mediterráneo… esta pega se solucionó con la colaboración de Radio Nacional de España, que con los escasos medios de aquellos años, se puso a su disposición para efectuar un seguimiento de la nevegación… todos problemas y las consiguientes gestiones demoraron mucho el viaje hasta que al final con un mes de retraso sobre el plan inicial, el 21 de julio de 1959 la “Asunción” iniciaba su aventura.

Tras una salida en la que estuvieron muchos de sus amigos en barcos de acompañamiento, la dorna arrancaba con fuerza… pero una encalmada frente a la Isla de Toralla daba al traste con la velocidad inicial… de ahí hasta Baiona en donde la lluvia les recibió… las primeras millas fueron un calvario hasta el punto que en la zona de Cabo Silleiro la “Asunción” estuvo prácticamente dos días fondeada… Después vinieron los puertos de Leixóes, Aveiro, Cascais, Sines, Peniche y Lagos… y el Guadiana… con accidente incluído en la onubense Playa de las Antillas y de ahí muy maltrechos hasta Cádiz donde llegábamos el 22 de agosto tras algo más de un mes de singladura.

Un furioso levante les esperaba a los vigueses en Cabo Trafalgar: la duda entrar en Conil o en Barbate… al final fondearon a 200 metros de la playa… pero acabamos pese a nuestros esfuerzos en ella… poco después en nuevo intento vino el naufragio de nuestra dorna, que certifiqué en la Ayudantía de Marina de Barbate… la aventura acabó en Cabo Trafalgar, regresando los dos marineros a Vigo por ferrocarril, mientras que Mario lo hacía vía Sevilla a Santiago de Compostela en avión.

Eb la imagen de la izquierda el campamento en  la playa onubense con Mario con graves problemas en su pierna iaquierda y en la fotografía de la derecha la dorna varada en la playa de Barbate

En la imagen de la izquierda el campamento en la playa onubense con Mario con graves problemas en su pierna izquierda y en la fotografía de la derecha la dorna varada en la playa de Barbate

El listado de los que prestaron su ayuda y financiación a este proyecto, todos ellos socios del Real Club Náutico de Vigo fueron: Fernando Romero, José María Massó, Laureano Solla, José Ramón Fontán y Juan del Río.


Compártelo:

Quizás también te interese...

Nace en 1958 el Real Club Náutico de Madrid… el mar de la capital de España s...

Un grupo de socios fundadores del Real Club Náutico de Madrid en la primavera de 1958: Beamonte, Riveras de la Portilla, Antonio Muñoz, Migu...

North Sails: Velas clásicas en tiempos modernos

Espacio diáfano de más de 1.000 m2 en la planta superior de la velería de Cuntis (Foto María Muiña) Los veleros clásicos son una ventana al ...

Los superyates de lujo del emperador romano Calígula

En 1928, Mussolini, bombeó hasta que el agua bajó… lo que apareció en el fondo sorprendió al mundo entero. Las primeras partes del bar...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Website

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?

Último vídeo

  • Videoteca ND: Novedades de motor en el Salón Náutico de Barcelona

  • Robapáginas
  • Semana
  • Minibanner-1
  • Minibanner-2
  • minibanner-3
  • minibanner-4
  • minibanner-5

Lo más leído en Náutica Digital