El edificio del Club de Mar de Villagarcía cumple medio siglo de vida

El local, propiedad de la Autoridad Portuaria y utilizado por el Liceo-Casino en precario, apenas se utilizó al punto que desde hace casi un año está cerrado y sin realizarse en el mismo ninguna actividad

El primitivo local del Club de Mar es propiedad actualmente de la Autoridad Portuaria y utilizado por el Liceo-Casino en precario, apenas se utilizó al punto que desde hace casi un año está cerrado y sin realizarse en el mismo ninguna actividad

El próximo día 6 de enero de 2017 se cumplen 50 años de la inauguración, en el año 1967, del edificio del Club de Mar ubicado en la cabecera del Muelle de Pasajeros de Vilagarcía de Arousa. El Club de Mar de Vilagarcía fue fundado el 7 de junio de 1951 siendo siete sus socios fundadores: Guillermo Poyán Vega, Carlos Comendador Peña, Jesús Diéguez Patiño, Julio García Soto, Luis Cordal Carús, Rogelio Otero Posse y Ramiro Caamaño García. El club no disponía de sede propia, ocupando en alquiler un piso en la calle Rey Daviña, que funcionaba como secretaría del Club y de regatas. Tras la resolución del alquiler en el año 1961 se retoman las gestiones para conseguir un local social.

En el año 1959 se había concedido al Club de Mar el “Premio Virgen del Carmen año 1959” por un Patronato dependiente del Ministerio de Marina en atención a la labor náutico-deportiva realizada el año anterior, especialmente en el ámbito de la vela. La noticia causó una gran alegría en la ciudad ya que en aquel entonces se trataba de un premio muy prestigioso dotado con 50.000 pesetas (300,51 euros). En la concesión del premio influyó mucho el dossier de actividades artísticamente elaborado por Tista Pereira y Julián Lumeras. Esta inyección económica junto con una subvención concedida por la Delegación Nacional de Deportes así como con la aportación de un grupo de 25 socios la entidad permitió, siete años y medio más tarde, construir el local. Sin embargo, el crudo invierno 1965-1966 motivó la paralización durante varios meses de las obras hasta que la llegada del buen tiempo a principios de marzo de 1966 posibilitó su reinicio. No obstante diversos avatares impidieron que se cumpliera el deseo de la directiva de inaugurar el local en el verano de 1966 no siendo sino hasta hasta el 6 de enero de 1967 cuando se produjo el evento. La directiva encabezada por Guillermo Poyán Vega estuvo todas las Navidades dando los últimos retoques a la sede mientras los medios de comunicación resaltaron que “el amplio salón, totalmente rodeado de ventanales, es un balcón permanente abierto a la contemplación de las bellezas de la Ría, como si estuviéramos sobre un barco fondeado en medio de las aguas arosanas”. También se anunciaba que el Almirante Pedro Nieto Antúnez, entonces Ministro de Marina, había aceptado el cargo de “Comodoro de Honor” del Club.

La solemne inauguración del edificio tuvo lugar en la tarde del 6 de enero de 1967, día de Reyes, asistiendo a la misma un gran número de invitados y socios. El acto estuvo presidido por el Delegado Provincial de Información y Turismo, Antonio Puig Gaite; el delegado adjunto, José Antonio Campos Borrego; el alcalde Victoriano Piñeiro Acosta; el comandante de marina, Antonio Rodríguez-Toubes y Vázquez; jefes y oficiales de la Escuela Naval Militar de Marín; concejales y otras autoridades locales. Las cámaras de Televisión Española estuvieron presentes en el evento emitiéndose en los días posteriores un reportaje sobre el mismo. El párroco Francisco Chantada Carro procedió a la bendición exterior del inmueble cortándose a continuación una cinta con los colores nacionales. Tras ser bendecido el interior se dio lectura por el vicepresidente Julio García Soto a diversas cartas y telegramas. Seguidamente intervino el presidente Guillermo Poyán Vega cerrando el acto el alcalde Victoriano Piñeiro Acosta con “unas palabras muy elocuentes”. Esta elocuencia del máximo regidor local le llevó a citar un verso de uno de los poetas proscritos por el régimen de Franco, Don Antonio Machado, “caminante no hay camino, se hace camino al andar”, luego musicada por Juan Manuel Serrat. El edificio tuvo un enorme uso durante tres décadas. Pero en 1998 una entonces discutidísima decisión de la Autoridad Portuaria de impedir el acceso de vehículos al Muelle de Pasajeros motivó que los socios dejasen de acudir al mismo. En junio de 2001, al cumplirse los 50 años de la fundación del Club de Mar, la masa social de la entidad decidió unirse al Liceo-Casino, sociedades que poco antes también se habían fusionado, lo que se oficializó el día 5 de agosto de 2001.


Compártelo:

Quizás también te interese...

Javier Sanz anuncia su candidatura a la Real Federacion Espanola de Vela

Aficionado al motor, pero apasionado de la vela, incluso llegó a ganar la Copa del Rey en 2015 y 2016 como patrón de un monotipo X35 Javier ...

Con Miguel Fernández Vasco de favorito… Gallego de Finn en La Coruña este fin...

Miguel Fernández Vasco, el gran favorito en aguas coruñesas Este fin de semana se celebrará, con la organización del Real Náutico de La Coru...

Santurtzi líder destacado de la Eusko Label Liga tras las banderas de este fin de se...

Donostiarra Amenabar y Go Fit Hondarribia fueron los ganadores en el segundo fin de semana de la Liga (Fotos Aitor Arrizabalaga) El sábado n...

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Comentario

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?